El orden no importa... ¿verdad?

Este capítulo lo comenzamos hablando de cuán declarativo es logico: poco importa el orden de las cosas, todo funcionará como queremos. ¿No?

Bueno, casi: vimos que el orden de las condiciones era importante si queríamos ser inversibles. Por ejemplo, si nos importa la inversibildiad, no es lo mismo:

puedePrestar(Alguien, Otro, Objeto) :-
      tiene(Alguien, Objeto),
      necesita(Otro, Objeto),
      Alguien \= Otro.

que:

puedePrestar(Alguien, Otro, Objeto) :-
      Alguien \= Otro,
      tiene(Alguien, Objeto),
      necesita(Otro, Objeto).

Veamos si nos acordamos bien: asumiendo que tiene/2 y necesita/2 son completamente inversibles, copiá en el editor y enviá la versión de puedePrestar/3 que sea completamente inversible.

Tenés que iniciar sesión antes de empezar a enviar tus soluciones