Primeros Programas

¡Hola!

Aunque a veces la programación parece una actividad netamente técnica, también tiene una cuota interesante de arte: hay muchas formas de resolver un problema y encontrarlas es un proceso creativo. Podemos decir entonces que programar es el arte de hacer que una computadora resuelva nuestros problemas (suena ambicioso, ¿no?).

Saber programar nos da un gran poder: en lugar de hacer nosotros tareas repetitivas y tediosas, usaremos nuestros conocimientos e imaginación para automatizarlas, teniendo en cuenta que si podés pensarlo, podés construirlo. Lo bueno es que una vez que le explicamos a una computadora cómo resolver una tarea, ésta nunca se aburre.

El resultado de programar es justamente... ¡un programa! O sea, una descripción de la solución al problema, que de alguna forma puede ser utilizada en una máquina de forma automática para resolver el problema. Al utilizar la máquina y el programa de esta manera decimos que la máquina ejecuta el programa.

Es bastante evidente que, entonces, para programar necesitamos:

  1. Pensar el programa: idear una estrategia que solucione el problema.
  2. Escribir el programa: escribir la solución en un idioma que los humanos podamos entender y la máquina pueda interpretar - el lenguaje de programación.
  3. Probar el programa: asegurarnos de alguna forma que éste haga lo que debe (¡porque podríamos habernos equivocado en cualquiera de los pasos anteriores!).

En esta guía aprenderemos sobre las dos primeras cosas usando el tablero de bolitas que nos da el lenguaje Gobstones.

¡Éxitos!

Contenido