Ejercicio 13: ¿Es mi responsabilidad?

Hay un pequeño problema conceptual con la solución anterior: ¿por qué Pepita, una golondrina, es responsable de calcular la distancia entre dos ciudades?

Dicho de otra manera, ¿es necesario contar con una golondrina para poder calcular la distancia entre dos lugares? ¿Cual es el objeto más pequeño que podría saber hacer esto?

¿Lo pensaste? La respuesta es simple: ¡la misma ciudad! :open_mouth: Por ejemplo, BuenosAires podría entender un mensaje distancia_a, que tome otra ciudad y devuelva la distancia entre ésta y sí misma.

Modificá la solución del ejercicio anterior para que sean las ciudades las que calculan las distancias. Pensá que no solo Obera debe tener este método, sino también BuenosAires e Iruya, para cuando tenga que volver.

¡Dame una pista!

Con las herramientas que vimos hasta ahora, no queda más opción que repetir el mismo código en las tres ciudades. :pensive:

¡Muy pronto lo solucionaremos!

Tenés que iniciar sesión antes de empezar a enviar tus soluciones